lunes, 19 de junio de 2017

Un discurso de 820.000 €

Supongo que a estas alturas, quienes se escandalizaron porque algunos nos burlamos al saber que había concedido el Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan, habrán metido la cabeza debajo de la arena a ver si escampa, mientras cae granizo sobre tanta "sensibilidad poética" y tanta "frescura". Al parecer y según han recogido los medios, el discurso del ya "ilustre literato" parece ser un trabajo de corta y pega, de esos a los que están tan acostumbrados ciertos estudiantes cuando han de enfrentarse al apremio de los plazos de entrega...  En estos tiempos de posverdad, parece natural que el prestigio de los académicos suecos caiga unos cuantos puntos más; es el impuesto natural por ejercer la vocación de mercachifles, acreditada desde cuando prevalecieron "razones" políticas sobre argumentos escritos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario